Quiénes somos

La Federación Española de Entidades de Autismo-FESPAU es una entidad federativa que encuadra a 25 asociaciones o entidades de padres de personas con Trastornos del Espectro Autista (TEA), de todas las comunidades autónomas españolas

Se constituyó como Federación en 1994 con el objetivo de visibilizar las particularidades del autismo ante la sociedad e instituciones, defendiendo los derechos de las personas con autismo y sus familias y representando a todas las entidades que la componen a lo largo de todo el país.

En el año 2014 se renovó la Junta Directiva, nombrando a Pedro Ugarte de AUTRADE como presidente y transformando FESPAU en una federación, dando así a una mayor cabida de voces e instituciones en un seno. Nuestra labor social consiste, entre otras, en la realización de actividades y campañas de sensibilización y formación de la opinión pública respecto a las personas con TEA (Trastornos del Espectro del Autismo) y sus características específicas, huyendo de mitos y estereotipos. La gravedad y especificad de este trastorno del neurodesarrollo requiere una atención personalizada de la persona, siendo especialmente relevante una detección temprana que activen un conjunto de terapias que posibiliten la mejora de la calidad de vida de las personas con TEA.

FESPAU también vigilará el control de calidad y eficacia de cuanto se provea en materia legal, educativa, asistencial y económica en favor de las personas con autismo y sus familias. El objetivo último de FESPAU es lograr que el autismo sea visible y que se cumplan las disposiciones de la Declaración de Derechos de las Personas con Discapacidad aprobada por la ONU en el año 2006 y ratificada por el estado español sólo dos años después.

La Federación Autismo FESPAU pretende llegar a ser una federación de autismo ampliamente legitimada por la sociedad y orientada a dar servicios que respondan a las necesidades y expectativas de todas y cada una de sus asociaciones miembro, siempre bajo la perspectiva de los Derechos Humanos aplicada a todas sus acciones y políticas, y con el fin último de conseguir, la inclusión total de las personas con autismo y sus familias, como palanca del cambio social, gracias a un personal profesionalizado, ético e implicado con la política de la federación. Acompañar asistencialmente a las personas con autismo y sus familiares en todo su ciclo vital reportará ventajas a toda la sociedad.